SALUDABLESS

Los Mejores Platos para Maximizar tu Salud

    Milanesas       Vegetarianas

Milanesas vegetarianas

Ingredientes

  • 2 tazas de arroz integral.
  • 1 cebolla grande.
  • 1 zanahoria.
  • 1 berenjena.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 taza de caldo de verduras.
  • Elaboración

    El arroz es uno de los cereales más consumidos a nivel mundial. En su variante integral, contiene 360 kcal por cada 100 gramos. También aporta carbohidratos de absorción lenta, lo que provoca saciedad. Además, aporta gran cantidad de nutrientes como son vitaminas B1, B2 y B3 y minerales como hierro, fósforo o potasio.

    Por un lado, ponemos a hervir el arroz en abundante agua hasta que esté a punto. Cuando esté listo, apagamos el fuego, colamos y enfríamos el cereal.

    Por otro lado, trocea la cebolla y los ajos, rallamos la zanahoria y la berenjena. Pochamos los primeros en una sartén a fuego medio. Cuando el aceite esté caliente agregamos la cebolla y el caldito de verdura cinco minutos más. Cuando el caldo esté reducido, incorporamos la zanahoria, la berenjena y los ajos. Revolvemos y cocinamos durante cinco minutos.

    Para acabar, trituramos todo hasta que el arroz se haya desintegrado. Posteriormente, estiramos la masa sobre un papel film y, con ayuda de un molde, da forma a las milanesas, rebozamos y freímos.

Crema de brócoli

crema de brócoli

Ingredientes

  • 300 gramos de brócoli.
  • Una cebolla mediana.
  • Una zanahoria grande.
  • 600 ml de caldo de pollo o verduras.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Pimienta molida.
  • Sal.

Elaboración

El brócoli destaca por ser uno de los alimentos más recomendables para una dieta sana por su alto aporte nutricional y presencia de vitamina A y C. Este alimento aporta grandes beneficios para la salud y tiene propiedades terapéuticas.  La crema de brócoli es muy fácil de preparar y a su vez es sabrosa y nutritiva.

Para empezar, lavamos bien la parte externa del brócoli colocándolo debajo del grifo y lo escurrimos. Después, lo troceamos en cachitos pequeños, sin olvidar retirar las partes más gruesas que componen el tallo. A continuación, pelamos también la cebolla y la zanahoria y las picamos en trozos medianos. Repetimos el mismo proceso con los dientes de ajo, pero en esta ocasión los cortamos en forma de láminas.

Una vez que tenemos los principales ingredientes preparados, ponemos a calentar una cacerola grande, a la que añadiremos un buen chorro de aceite de oliva virgen. En ella vamos a preparar el sofrito. Comenzaremos sofriendo la cebolla junto con los dientes de ajo.  Aproximadamente tres minutos más tarde, agregamos la zanahoria y el brócoli ya preparados. Echamos un poco de sal por encima, para que los ingredientes pochen a mayor velocidad. Cuando empiecen a dorarse, añadimos el caldo de pollo o verduras y rebajamos el fuego hasta que las verduras queden blanditas.

Cuando esté listo removemos todo el contenido que hay dentro de la cacerola para que quede bien triturado. A continuación, añadimos la nata, salpimentamos al gusto de cada uno y volvemos a poner el fuego a una intensidad media durante cinco o seis minutos para que la mezcla se espese un poco. De este modo todos los sabores quedarán integrados. Al finalizar ya tendremos la crema de brócoli lista para tomar.

Este plato rico en vitaminas, lo podemos servir acompañada de trozos de pan frito, los cuales podemos preparar en casa o comprarlos ya hechos.

Suflé de chocolate con sopa de fresas apto para diabéticos

Ingredientes

  • 100 gr cobertura negra 75 %
  • 15 gr cacao en polvo
  • 50 gr de mantequilla
  • 4 huevos
  • 40 gr de azúcar
  • Harina
  • 500 gr de fresas
  • Edulcorantes
  • 1 manojo de hojas de menta
  • 10 ml de agua

Elaboración

Para el suflé de chocolate. Al baño maría fundimos el chocolate junto con la mantequilla. Batimos 2 yemas con el edulcorante, hasta que aumente el volumen considerablemente. Mezclamos, con ayuda de una espátula, el cacao en polvo y reservamos. 

Montamos 4 claras (no muy montadas, justo hasta que se sujete el merengue con la varilla). 

Añadimos el chocolate fundido al batido de yemas y cacao con movimientos suaves y envolventes para no perder volumen. A esta mezcla añadimos tres cuartas partes de las claras montadas y mezclamos con movimientos envolventes y suaves. Cuando esté la masa homogénea mezclamos el resto de las claras montadas. 

Forramos 4 moldes con mantequilla y harina. 

Precalentamos el horno a 220 gramos y justo 10 minutos antes de servir metemos los suflés al horno. 

Para la salsa de fresa. En una cazuela a fuego muy suave ponemos las fresas a cocer con 100 ml de agua durante 20 minutos. 

Una vez cocinadas las dejamos reposar otros 10 minutos con las hojas de menta para que infusione.

Trituramos y añadimos el edulcorante al gusto. 

Acabado y presentación

Justo antes de servir metemos nuestros suflé al horno y lo servimos caliente y recién hecho sobre la sopa de fresas. Servimos con un poco de crema de fresa.